¿Serán las nubes un almacén de energía solar?

Un nuevo tipo de abuso bancario con las hipotecas es denunciado por el Tribunal Supremo.
octubre 20, 2017
La electricidad compartida entre alemanes.
octubre 23, 2017
Ver todos

En la actualidad no era lógico pensar que cuando el cielo se nubla llega a ser una alternativa para obtener el máximo rendimiento de la energía renovable.

Es por eso por lo que las nubes se han convertido en aliadas de las placas solares. Siendo la nueva tecnología del cloud computing y la apuesta por este sistema de la eléctrica alemana EON, los principales autores de esto. El director de operaciones de la compañía multinacional, Karsten Wildberger, resume que: “Los clientes deberían vernos como los pioneros del nuevo mundo energético”.

La empresa alemana empezó en abril de este propio año el plan, con el propósito de proveer consumo eléctrico a sus clientes de Alemania y Reino Unido. Poniendo a su determinación una nube que utilizaran a su gusto proporcionándole energía mediante los paneles solares. Osea, que en su poder tienen una cantidad sin límites de megavatios para su venta, su utilización o para su almacenamiento. Agrega el director que: “Estamos derribando las barreras más antiguas del sistema eléctrico para que la sociedad diseñe libre, personal y eficientemente su consumo energético”.

¿Cómo es empleada la nube para el almacenamiento de archivos? Pues un funcionamiento similar tendrá la nube solar. Solo que en vez de documentos se enviarán megavatios. El vicepresidente de la Fundación Renovables, Jorge Morales de Labra, considera que no toda la energía que será guardada tiene un mismo valor. Señala que: “No almacena kilovatios por hora, sino euros. Depende de la hora a la que se genere, tendrá un precio u otro. Es decir, cuando se venda o consuma el valor que tenga fluctuará en función de cuando se haya producido”.

Por otra parte, para aumentar la productividad de las placas fotovoltaicas en Alemania, se logró un convenio con Google, que muestra otra variante del empleo de esta novedosa tecnología. Además para contabilizar la energía solar que puede fabricar su casa, se elaboró una aplicación junto a Google, E.ON Solar, que  obtiene la información mediante Google Earth y les notifica a los clientes de E.ON. Asimismo, la app le insta a convertirse en un pequeño productor de energía renovable, pues para que no se extravíen los datos, le concede adquirir e instalar la tecnología precisa mediante un acceso a un enlace.

Explica el vicepresidente de la Fundación que: “Adoptar el cloud computing en España supondría dinamitar las reglas del juego eléctrico. Es casi como algo de ciencia ficción. Hay que tener presente que las empresas de este mercado controlan todo”. Además, “El autoconsumidor tiene que contribuir con los costes de la red, igual que el resto de usuarios, tanto para las eléctricas como para el resto de servicios De no hacerlo, se estaría beneficiando sin hacer las aportaciones correspondientes”. Es que lo principal es tener garantizado la sostenibilidad del sistema, según señala el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

La compañía eléctrica Endesa, y otras más, argumentan que si el sistema actualmente obtiene fuertes críticas es debido a que regulan incorrectamente el autoconsumo. Claramente que a España demora para compartir soluciones como la de la empresa alemana, sobre todo si se mantiene la legislación igual de estricta. Citando a Endesa, “La prohibición de que los clientes puedan vender los vertidos impide en España cualquier aplicación similar. Si se eliminara esta restricción, esta y muchas otras posibilidades tecnológicas podrían implementarse”.

España no está estable para futuro fotovoltaico. Las leyes que hoy rigen deberán cambiar para estar al nivel de Alemania, a pesar de que, según datos de IRENA y PVinsights, los paneles tengan un descenso de precio de un 72% y que mundialmente la inversión desde el 2005 haya aumentado a un 906%. Morales solicita que en el sector eléctrico, los reguladores abran su mente y observen en la revolución tecnológica y digital una oportunidad. “El usuario que quiera utilizar la nube que lo haga. Ahora bien, estos pioneros tendrán muchísimos problemas y será un calvario en casi todo”, concluye.

Buscando las respuestas que se ajustan al sector, E.ON, ha optado por dar una zancada tecnológica. En una entrevista al especialista en energía Andreas Stender en Handelsblatt, expresa que: “Si te asocias con una compañía solvente en el entorno digital, esto solo puede aportar ventajas a tu empresa”. A pasos gigantes avanza la multinacional alemana, dejando atrás a sus competidores. Y en España no se divisa en términos cercanos la decisión de los clientes de qué hacer con su energía, aunque Morales matiza que: “El presente es aplicar las nuevas tecnologías y compartir datos e información entre los clientes. Terminaremos conviviendo con estas soluciones y las grandes plantas energéticas”.

Deja un comentario