Reducción de la presión fiscal.

Alertas. Marañas Inmobiliarias
diciembre 11, 2017
JUR responderá por filtración sobre el Banco Popular.
diciembre 13, 2017
Ver todos

España ha experimentado una reducción de la presión fiscal, desde que Mariano Rajoy preside el país.

 

Este es un indicador que calcula la proporción que debe existir entre la recaudación de impuestos con respecto al conjunto del PIB. Descendiendo cuatro décimas menos que el pasado año, tuvo un valor del 34.1% del PIB, según Eurostat.

Siendo un acontecimiento revelador, ya que España es uno de los países de Europa que posee una presión tributaria bastante pequeña, recaudando aproximadamente siete puntos menos que la media de la eurozona, e ingresando mucho menos que el resto por el IRPF, cotizaciones sociales y el IVA.

A pesar de que el Partido Popular lleva como premisa rebajar los impuestos, no se había logrado el objetivo desde que su presidente dirige España. Quien en sus primeros años al mandato aumentó los impuestos. Y a pesar de que en el 2015 la rebaja fiscal alivió los bolsillos de los contribuyentes, se hacía sentir la carga fiscal. Y todavía no es suficiente para sufragar los presupuestos públicos.

Esta bajada de la presión fiscal en el país, según los datos de Eurostat, viene dado principalmente por el gran crecimiento económico. Ya que, si el PIB aumenta más que el ingreso, decrece la presión fiscal; que fue lo sucedido en el 2016. Ocasionando el disparo del diferencial de ingresos tributarios entre España y la eurozona. Que ya va a 7.2 puntos del PIB. O sea, que el ingreso de España si mantuviera una presión fiscal media de Europa, fuera unos 75.000 millones de euros.

España no puede compararse con otros países en cuanto al nivel de recaudación de la presión fiscal, pues por ejemplo Francia tiene un equivalente al 47.6% del PIB, Portugal a 36.9% y Alemania al 40.4%.

Por otro lado, las ganancias públicas son menores a la media europea debido a su ineficiente estructura fiscal. La diferencia se evidencia en el IRPF, el IVA y las cotizaciones sociales. Empezando porque el nivel de desempleados alienta a que las retenciones se desplomen sobre la renta, seguido de que este tributo que es el que más recursos proporciona al sistema fiscal, está cubierto de un conjunto de suposiciones, beneficios y reducciones que lo hacen manejable.

La abertura de esas ganancias fiscales estima que las arcas públicas no ingresen alrededor de 50.000 millones de euros por año. Algo que las cotizaciones sociales también experimentan.

El IVA también forma parte de la brecha fiscal. En España se aplica tipos reducidos al turismo, impuestos al 10% frente al tipo general del 21%. Disfrutando de los tributos más pequeños el transporte, la hostelería y los hoteles. Asimismo, acaecen amplios caudales de estafa en el impuesto sobre el consumo, incluyendo a los países del mediterráneo.

Es entonces que la Comisión Europea y el FMI le aconsejan a España que disminuya la gama de bienes impuestos al tipo reducido del 10%. Ya que puede reducirse, de concretarse que los productos estuvieran al tipo general.

Deja un comentario