Merengue. El parque eólico de Extremadura.

brecha salarial entre géneros
La Brecha Salarial Entre Géneros.
abril 2, 2018
Demandas Contra los Bancos
Demandas Contra los Bancos por Disposiciones Abusivas se Ganan el 98,3%
abril 9, 2018
Ver todos
Merengue

Merengue

Merengue. El parque eólico de Extremadura.

La borrasca Gisele fue la premonitora en la ceremonia de inauguración de las obras. El nuevo parque eólico nombrado Merengue, en honor al monte en el será construido, será visible en el cruce de las autovías A-66 o Ruta de la Plata y la autonómica EXA1 perteneciente al término municipal de Plasencia. La construcción de este parque significa el fin de las disputas políticas que frenaban desde hace casi una década la construcción de este tipo de instalaciones en la zona. Una vez eliminadas las restricciones, otros motivos paralizaron este tipo de proyectos, como la moratoria al cobro de incentivos y la crisis económica.

En la puesta de la primera piedra de Merengue se encontraban el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara, y su antecesor, José Antonio Monago, los cuales acompañaban a los máximos directivos de Gas Natural Fenosa como el director de Negocios Mayoristas Manuel Fernández, la directora general de Personas y Recursos Rosa María Sanz, y la de Gas Natural Fenosa Renovables, Ana Peris. José Antonio Monago, en abril de 2015, derogó el decreto aprobado en el 2010 por el Gobierno Socialista de Vara que imponía la entrega de un 8% de la facturación al ayuntamiento donde se ubicaran parques eólicos o la creación de 3 puestos de trabajo locales por cada megavatio instalado. No obstante, las gestiones de Monago no fueron suficientes; el Gobierno de Mariano Rajoy, en su reforma energética para acabar con el déficit de tarifa, había aprobado una moratoria al cobro de primas; un recorte de ingresos de 2.700 millones de euros a las instalaciones en funcionamiento y, por último, por establecer un mecanismo de subastas de capacidad con un incentivo al que prácticamente han renunciado todas las adjudicatarias. Gas Natural Fenosa se ha adjudicado desde entonces 667 MW, en las tres pujas celebradas (una en el 2016 y dos en el 2017). Aragón y Extremadura son de las regiones donde las adjudicatarias de las subastas han identificado el mayor número de proyectos. Algunos proyectos verdes que desarrolla Gas Natura son la planta fotovoltaica Las Jaras, ubicada entre La Albuera y Badajoz, con una potencia de 50 MW, así como la de Miraflores, en Castuera, de 20 MW.

El popular alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, expresó: “Si el extremeño Hernán Cortes llegó al Nuevo Mundo hace casi 500 años con la fuerza del viento, Merengue colocará a Extremadura en la vanguardia de las energías renovables, que nos permitirá, como el viento, llegar muy lejos”. Además, aseveró que es la mayor inversión privada que recibe Extremadura, con 40 millones de euros destinados a una capacidad de 40 MW distribuidos entre 15 aerogeneradores. Esta inversión le proporcionará al ayuntamiento cada año cuantiosos beneficios fiscales, dígase el Impuesto de Actividades Económicas y el IBI. Así como los dos millones de euros por la licencia municipal de obras y el canon urbanístico, del cual ha cobrado ya 782.000 euros. Para esquivar un poco la ventanilla y burocracia de los Ministerios de Energía y Medio Ambiente (encargados de otorgar los permisos para instalaciones de más de 50 MW), las empresas adquieren proyectos de menos de 50 MW para no superar el límite de los proyectos tramitados por la comunidad autónoma. Todo indica que el parque Merengue “hará historia” por ser el primero de su tipo en la región. Y así lo ha demostrado la agilidad en las gestiones realizadas por la Junta de Extremadura, reconocido por Gas Natural.

El 15 de julio de 2015, tras el decreto de Monago, comenzó la tramitación administrativa del parque y luego demoró hasta mayo de 2016 la concesión del acceso y conexión. Pero a partir de entonces, en apenas año y medio la compañía ha logrado avances significativos como la Declaración de Impacto Ambiental, la Autorización Administrativa y el Acta de Puesta en Marcha, lograda en 2017. Fernández Vara expresó que: “Tenemos que decidir qué queremos ser de mayores y decidirlo ahora para que se haga realidad dentro de 30 años”. No sin antes elogiar el trabajo acometido en Extremadura en el campo de la energía hidráulica y nuclear, y hacer un llamado a la necesidad de una buena planificación. Durante el tiempo de ejecución de las obras (nueve meses) se crearán 250 empleos. Este parque significará un notable avance en el consumo eléctrico anual de Plasencia, con la producción de 155GWh al año, equivalente al consumo de 44.000 viviendas.

Para ver mas artículos de interés como puedes seguirnos en nuestro Facebook o Twitter y ver todos nuestros post.

Deja un comentario