Impuestos a pagar por compra de una casa.

Error Judicial
Errores Judiciales. Su implicación en las resoluciones de los jueces.
noviembre 10, 2017
Banca Española
Batalla Judicial. Banca Española – Cláusula Nula de Gasto de Hipoteca. Situación Actual
noviembre 15, 2017
Ver todos
compra de una casa

Impuestos a pagar para la compra de una casa.

Como ayuda para conocer acerca de los impuestos o deberes para con el fisco al querer hacer la compra de una casa, a continuación, te enseñaremos los pasos a dar en estas operaciones.

Transmisiones Patrimoniales Onerosas
La experta en finanzas del comparador bancario iAhorro, Rebeca Vázquez, señala que “La compra de una casa usada supone para el comprador, antes de todo, el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (ITP)”, y es por esto que actualmente en España representa un 78%, hasta el segundo trimestre, la manera más usual para obtener una casa.
Este concepto integra 3 tipos de impuestos. Primeramente, Transmisión Patrimonial Onerosa, que asigna las transmisiones de bienes y derecho que forman la dote de una persona. Le sigue Actos Jurídicos Documentados, que representa una contribución aplicada a la formalización de la operación, por ejemplo: los documentos notariales. Y finalmente el impuesto que corresponde solamente a las Operaciones Societarias, que no es utilizado para comprar o vender un piso.
En la modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas, el impuesto cambia dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre la vivienda y se le atribuye un precio de acorde a la escritura. La experta Vázquez reafirma que “En la mayoría de las regiones está entre un 6% y un 10%”. Asimismo, es el propio comprador el que deberá introducir el costo en la sede de Hacienda de la localidad donde se encuentra el piso, antes de los 30 días hábiles a partir del próximo día de entregársele el contrato o documento privado o escritura pública.

Actos Jurídicos Documentados.
Los Actos Jurídicos Documentados es un impuesto que comprende los documentos notariales. y se genera una vez firmada la escritura y la inscripción en el Registro de la Propiedad ante el notario, dividiéndose en 2 cuotas: la fija o papel notarial o la variable.
La cuota fija es pagada cuando ya el contribuyente cotiza por Transmisiones Patrimoniales Onerosas, como por ejemplo en los casos más comunes de España como la compra de una casa de segunda mano. Y si el inmueble es nuevo, entonces será la cuota variable la que se deberá pagar, pues no está afianzada a las Transmisiones Patrimoniales Onerosas.
El tipo de impuesto es dictado por cada Comunidad Autónoma, y varía entre 0,5% y 1,5% del costo de la vivienda, comenta Vázquez. De igual manera el comprador cuenta con 30 días hábiles luego de haber firmado para depositar el gravamen en una empresa bancaria con el fin de que sea liquidado en la Consejería de Hacienda posteriormente.

IVA
Este gravamen se cobra cuando el inmueble es nuevo o de primera mano. Para calcularlo se multiplica el precio de la vivienda por el tipo impositivo actual de la compra, siendo el 10% con carácter general o el 4% cuando es una residencia de protección oficial, de régimen especial o de promoción pública.
“La Agencia Tributaria considera primera entrega aquellas viviendas que se adquieren al promotor cuando la construcción o rehabilitación esté terminada, salvo que las viviendas se hubiesen utilizado de forma continuada por un plazo igual o superior a dos años por personas distintas de los adquirentes”, señala la experta. O sea que, terminada la construcción de la vivienda, el promotor decide alquilarla y luego de 2 años la desea vender solamente a los propios arrendatarios.
Es el vendedor a quien se le paga el IVA y es este quien deberá ingresar el gravamen a la Consejería de la Hacienda.

Bienes Inmuebles
El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) se paga anualmente cuando ya eres propietario de la vivienda, al Ayuntamiento de la localidad donde se sitúa la misma. La base imponible o sea el importe sobre el que se emplea se compone del valor catastral del inmueble.
El impuesto fluctúa entre 0,4% y 1,10%, en correspondencia con las particularidades de la vivienda. Y si la residencia no está ocupada pues los ayuntamientos cobran un impuesto de hasta el 50%.

Plusvalía municipal
Por último, la plusvalía municipal es un gravamen que se asigna para el aumento del valor que estime la zona sobre la que se construyó la vivienda. Por ejemplo, cuando tienes determinado que en algún momento puedas vender el inmueble. El tipo impositivo es fijado por cada Ayuntamiento, aunque no puede exceder el 30% del incremento de valor.
Sin embargo, en mayo fue decretado por el Tribunal Constitucional ¨que los contribuyentes no tienen que pagar el impuesto de plusvalía municipal cuando hayan registrado pérdidas en la venta de un inmueble.¨ Por lo que se puede reclamar para exigir la devolución del gravamen abonado por encima.

Si usted va a realizar la compra de una casa de segunda mano, debe tener muy claro las responsabilidades que esto lleva consigo, por lo que es necesario que este bien informado y asesorado acerca del tema, escríbenos a través de nuestro chat online estamos en linea y listos para ayudarle.

Volver a inicio

Deja un comentario