Castellón, Valencia y Alicante a favor de la devolución de los gastos de hipotecas.

Banca Española
Batalla Judicial. Banca Española – Cláusula Nula de Gasto de Hipoteca. Situación Actual
noviembre 15, 2017
hipotecas multidivisa
Supremo declara nulas hipotecas multidivisa de procedencia ilícita
noviembre 16, 2017
Ver todos
Las Hipotecas

Luego del 23 diciembre del 2015 cuando el Tribunal Supremo (TS) tomó la decisión de anular las cláusulas que los bancos le imponen a los consumidores sobre gastos de formalización de las hipotecas, ha comenzado una oleada de reclamaciones. Varias Audiencias Provinciales ha asumido la misma posición de TS.

Siguiendo la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y del Tribunal Supremo, las Audiencias Provinciales de Castellón, Valencia y Alicante están obligando a las entidades bancarias a reintegrar al cliente (a personas físicas –particulares-) los gastos de notaría, registro, impuesto de actos jurídicos documentados y en algún caso, los gastos de gestoría y del seguro obligatorio que les exigieron pagar a su costa para formalizar los préstamos hipotecarios de sus viviendas.

Si eres unos de los afectados y quieres conocer como recobrar el dinero que un día distes de más, lo recomendable contar con la asistencia de un abogado que pueda brindarle asesoramiento particular y adecuado teniendo en cuenta su caso específico.

Una de las primeras cosas de debes hacer es calcular un aproximado de cuato podría corresponderles si se encuentran en este supuesto. Para las hipotecas de 150.000 € la cuantía a la que podría tener derecho a su devolución estaría situada en el rango de  2.000 a 3.000 euros de media. Esto es sin realizar un estudio específico de su caso concreto con el que se puede determinar exactamente el importe que pudiera corresponderle.

La decisión tomada por las Audiencias Provinciales de la Comunidad Valenciana (Castellón, Valencia y Alicantes) se respalda, en las resoluciones  emitidas el 21 de enero de 2015 por del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de (asuntos acumulados C-482 /13 , C-484/13 , C-485/13 y C-487/13 ) y el Auto del TJUE de 11 de junio de 2015 (Asunto C- 602/13 ) que, en la aplicación de la Directiva 93/13, establecen que, en la medida que la cláusula predispuesta en el contrato con el consumidor era abusiva, debía declararse su nulidad absoluta con sin importar que se haya aplicado o no, con todas las consecuencias oportunas del carácter abusivo de la cláusula en cuestión.

Luego, a los 23 días del mes de diciembre de 2015 la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo dicta la Sentencia Nº 705/2015 donde imponer por parte de la entidad bancaria al cliente, sin negociación previa, los gastos de formalización de las hipotecas señaladas, es un acto jurídico forzado unilateralmente con carácter obligatorio para el buen fin de la operación hipotecaria y por ello, contrario a derecho (entre otros: al Texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios TRLGDCU; a la Ley General de Condiciones Generales de Contratación; Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Ley Hipotecaria, etc…).

Seguida de las anteriores pronunciaciones, el 17 de junio del 2016, la Audiencia Provincial de Valencia, de su Sección 9ª, dicta la Sentencia Núm. 744/2016. El Fundamento Jurídico 4º señala que: “Los gastos notariales, registrales y de impuestos, deberán ser repercutidos conforme las normas de aplicación, sin que proceda su imposición imperativa al demandante (el cliente que formaliza el préstamo hipotecario), en su caso”.

La Audiencia Provincial de Alicante sigue los mismo pasos, de su Sección Octava, a los 4 días del mes de noviembre de 2016, dicta la Sentencia Núm. 304/2016.  En el Fundamento Jurídico 8º  de dicha sentencia se determina que: “…lo relevante, desde la perspectiva del carácter abusivo, es la amalgama, sin distinción, y sin orden ni concierto, que contiene la cláusula: un auténtico amasijo de gastos, de muy variada naturaleza (tributarios o fiscales, registrales, notariales, seguros, de correo…), que se imputan a la parte deudora o prestataria, prescindiendo de la concreta normativa que así lo pudiera establecer; incluso, en la mayor parte de los casos, se trata de gastos futuros, inciertos, definidos en términos generales. El carácter abusivo deviene, por tanto, de la absoluta indefinición, de la ausencia de distinción entre gastos y tributos que puedan incumbir a una u otra parte, permitiendo la derivación universal de todos ellos, con independencia de su origen o causa, al consumidor”.

Por último, la Audiencia Provincial de Castellón, de su Sección Tercera, fecha de 18 de mayo de 2015 dicta la Sentencia Núm. 137/2015, de la Audiencia Provincial de Castellón, de su Sección Tercera, fecha de 18 de mayo de 2015, en su Fundamento Jurídico 4º, precedentemente a la Sentencia del Tribunal Supremo indicada, ya concertó que: “La imposición al prestatario, sin ninguna precisión, del pago de la totalidad de los aranceles notariales y registrales relativos a la constitución, modificación o cancelación de las hipotecas, partiendo de que estamos ante cláusulas que no han sido negociadas individualmente, puede ser calificada de abusiva. Téngase en cuenta que se trata de la imposición de una obligación de pago de forma genérica e imprecisa, en que lo único que no parece dudoso es que deberá pagar en todo caso el prestatario, con independencia de quién sea el o los usuarios del servicio prestado por fedatario público o encargado del Registro inmobiliario. Ello no quiere decir, desde luego, que nunca deba pagar el prestatario sino únicamente que no debe establecerse a priori que en todo caso deba ser él el pagador. Lo será cuando así le corresponda con arreglo a la normativa reguladora del pago de los aranceles correspondientes, pero no siempre y porque venga impuesta la obligación en una cláusula no negociada”.

Posterior a las informaciones e explicaciones dadas es una buena opción la reclamación a la entidad bancaria por parte de quien se viera afectado por esta situación, debe acotarse por motivos de caducidad o prescripción, en términos generales, para aquellos que hubieran terminado de pagar las hipotecas después del 23 de diciembre del año 2011, o bien aquellos que todavía estén cumpliendo con el pago de la misma. Siempre se recomienda que los consumidores se asesoren con abogados para este tipo de procedimientos tan complejos.

Si desea saber mas acerca de lo que implicaría la devolución de los gastos de las hipotecas escribanos a través de nuestro chat online estamos en linea y listos para ayudarle.

Volver a inicio

Deja un comentario