El Rechazo del TS a la renegociación de las clausulas nulas por los bancos.

Turismo
Turismofobia Por el Incremento del Turismo
noviembre 2, 2017
Jurislex Law Firm is now accepting crypto currency payments for our services!
noviembre 3, 2017
Ver todos
cláusula

Es rechazado por el TS la renegociación de una clausula nula por un bancos.

El pasado 16 de octubre fue establecido por el Tribunal Supremo que la cláusula suelo se declaraba nula absoluta, al existir falta de transparencia y poseer un carácter abusivo; y que además no sería loable convalidarla a través de la negociación de la entidad crediticia con el consumidor.

La sentencia comunicaba que lo afirmado por el Juzgado de Primera Instancia sobre que el contrato era convalidado por solicitud de los prestatarios de que se les disminuyera la cláusula suelo al nivel que los contratos con otros compradores de la propia promoción tenían era incorrecta, al no estar subsanada la nulidad de la cláusula suelo.
La “nueva obligación adolecerá de los mismos vicios que la obligación novada, salvo que la voluntad de los interesados pueda y quiera subsanar tales defectos. Para que tal subsanación se produzca, es preciso que se den los requisitos que el artículo 1311 del Código Civil y la jurisprudencia que lo desarrolla establecen para la convalidación de los negocios anulables”, según fue expresado por l magistrado Sarazá Jimena, ponente de la sentencia.

Primordial exigencia
Jimena agrega que “la novación es nula si lo fuere también la obligación primitiva, salvo que la causa de nulidad sólo pueda ser invocada por el deudor, o que la ratificación convalide los actos nulos en su origen”, por lo que no se incluye dentro del artículo 1208 del Código Civil, donde se apoya la decisión del Juzgado de Primera Instancia.
Concluyendo que el caso si es de nulidad absoluta, estimable de oficio y que no venga dada por un origen donde solamente sea invocada por el deudor.
Agrega Sarazá Jimena que: ¨Este precepto legal determina la nulidad de la novación cuando también lo sea la obligación novada, salvo que la causa de nulidad solo pueda invocarla el deudor o que la ratificación convalide los actos nulos en su origen. Pero del mismo, no se deduce que siempre que la nulidad de la obligación novada solo pueda ser invocada por el deudor, la novación suponga necesariamente la convalidación de la obligación novada y la consiguiente subsanación de los defectos de los que esta adolecía. ¨
Para el proceso encausado, el ponente analiza, que la desaprobación de incluir una cláusula de la que no fueron avisados los prestatarios, a pesar de la trascendencia que tiene, y que la solicitud de que se le redujera el suelo al acordado en otros contratos de la propia promoción, aunque se conviniera como un vicio subsanable, no siéndolo, no es posible que se considere como una convalidación del contrato, al no ser un acto irrefutable de la voluntad implícita de la convalidación o afirmación del contrato, en referencia a la creación, definición, fijación, modificación, extinción o el esclarecimiento sin lugar a incertidumbres de la situación confirmatoria del mismo.
Es simplemente, una petición a disminuir las implicaciones perjudiciales que la cláusula en cuestión incluía para los prestatarios, las cuales les prohibían requerir una declaración de nulidad absoluta de la cláusula y el restablecimiento de lo que el banco había apreciado de manera incorrecta por su aplicación.
Transformaciones fundamentales.
La cláusula suelo, según el juzgado de Instancia, padecía la carencia de claridad. Al, los demandantes, suplirse a un préstamo que se ofreció como un préstamo con interés variable, con diferencial específico sobre el índice de referencia, y sin embargo en uno de los acápites se refería a un 3%.
Gracias a una sólida doctrina sobre la claridad exigida en cláusulas como la mencionada, que fue determinada por la jurisprudencia del Alto Tribunal, donde empieza con la sentencia 241/2013 del 9 de mayo y culmina con la 367/2017 del 8 junio, se concluyó correcta la falta de transparencia que realizó el Juzgado de Primera Instancia. Al no haber obtenido, los demandantes, con una oportuna anticipación, la propuesta vinculante en donde se reflejara una advertencia a la estipulación y sus secuelas, debido a que el escrito encierra la propuesta con fecha igual al documento de la compra de la vivienda y el reemplazo del préstamo hipotecario.
En tanto termina la sentencia del TS, que: ¨Por estas razones la cláusula suelo, que tiene una incidencia importante en la posición jurídica y económica de las partes, en la práctica convirtió el préstamo a interés variable en un préstamo a interés fijo, carece de transparencia y debe considerarse abusiva.¨

Si tiene alguna duda, comentario o sugerencia puede escribirnos a través de nuestro chat online estamos en linea y listos para ayudarle.

Volver a inicio

Deja un comentario