Cambios climáticos. Un tema sobre la mesa.

Los drones podrán sobrevolar durante la noche y sobre multitudes.
diciembre 18, 2017
Los cárteles se enfrentan a nacientes armas.
diciembre 22, 2017
Ver todos

Hace algunos días el periódico El Confidencial organizó un foro para que expertos en el tema hablaran sobre el cambio climático hoy Jurislex les deja este resumen y nuestra opinión.

El acuerdo al que se llegó en París en diciembre del 2015 dejaba claro que la descarbonización era una prioridad para frenar el calentamiento global, por lo que daba paso a tomar la alternativa de  la energía nuclear para sustituir a las plantas de carbón como generadoras de energía.

Jose Casa Marin (director de relaciones institucionales y de regulación de Endesa ) expresaba:

“El problema que tiene hoy el planeta es de emisiones, no de residuos nucleares. Tendremos que abordar el tema de residuos, pero ahora la prioridad es la transición energética hacia la descarbonización.

Según explica la directora de la Cátedra Rafael Mariño del ICAI, Yolanda Moratilla,

“la energía nuclear presenta una ventaja competitiva respecto a las demás: puede producir electricidad de forma ininterrumpida, algo que aún no están en disposición de ofrecer las renovables (no funcionan sin sol, viento o agua), pero sin las emisiones de otras fuentes de producción estable como el carbón y el gas”.

Residuos nucleares. Su tratamiento en España

En el seminario sobre la gestión del combustible nuclear usado realizado en el Congreso de los Diputados en noviembre de este año, expertos y operadores de centrales nucleares coinciden en que el tratamiento de los residuos nucleares que hoy se realizan en España y en los países de su entorno es segura. Existen diferentes técnicas para dar tratamiento a lo residuos nucleares y así lo expresaba Nathalie Allimann, vicepresidente ejecutiva de ‘back-end sales’ en New Areva y experta internacional en la gestión de residuos.

“el reciclaje de los desechos nucleares es una de las alternativas en la transición al almacenamiento masivo que permite optimizar la gestión de los residuos. Se trata de darle una segunda vida extra a los átomos de uranio que salen de las centrales a través de un reprocesado antes de ser almacenados de forma temporal o definitiva. Esto, además de dar más rendimiento a la materia prima en cuestión, minimiza su posterior almacenaje y por consiguiente el impacto sobre el medioambiente.”

Reciclaje de residuos nucleares.  Alternativas en la transición al almacenamiento masivo que permite optimizar los desechos.

Mientras el comité de expertos nombrado por el Gobierno discute qué hacer en los años venideros con el parque nuclear nacional, también queda pendiente abordar el tratamiento de residuos. Por el momento las centrales almacenan los residuos en Almacenes Temporales Individualizados (ATI) hasta que se defina los pasos a seguir para darle tratamiento. Queda en espera la construcción del ATC de Villar de Cañas, detenido desde el año 2015 y fuente de conflicto político en Castilla-La Mancha.

Victoriano Casajús, exdirector general de Red Eléctrica espresa:

“Es difícil que las políticas se dirijan de manera correcta si a los niños desde el colegio hasta que llegan a la universidad se les está diciendo todo el rato que la energía nuclear es mala”

Al final la decisión de hacer bien o mal con la energía nuclear no es debido al recurso sino a las mentes humanas que tienen el poder de decidir la forma de emplearla. Desde el desastre de Chernóbil o Fukushima la energía nuclear ganó la mala reputación de su utilización para fines bélico sin saber o pensar en lo demás fines positivos que se le puede dar.

Los peces de tres ojos del río que pasaba por la central del señor Burns donde trabajaba Homer Simpson han creado más activistas antinucleares que las 700 muertes prematuras cada año por carbón en España. Y la ficción sigue por el mismo camino. El último ha sido Movistar, que acaba de lanzar una superproducción a bombo y platillo llamada ‘La Zona’, una distopía que recrea una Asturias devastada por causa de un accidente nuclear.

Gago asegura

“Cuando planteas a activistas o personas antinucleares cuáles son las razones que les llevan a rechazar esta tecnología, la mayoría de veces no saben muy bien el porqué. Como otras actividades, hay que saber que existen riesgos y que hay que estar alerta. Nadie se plantea dejar de ir en avión cuando ve que sucede un accidente. España trabaja con los más altos estándares de seguridad en sus centrales nucleares.”

El ejecutivo de Endesa, Casas Marín, concluye:

“Deberíamos tomar ejemplo de países como Suecia, que ha hecho una apuesta fuerte por las renovables y está dando una mayor vida a las centrales nucleares para así poder ir cerrando sus plantas de carbón y cumplir con sus compromisos de descarbonización”

Soluciones pragmáticas

Allimann aboga desde su punto de vista de ingeniera experta en la materia por que los países apuesten por “soluciones pragmáticas”. Ella, reitera que la única opción que da estabilidad al sistema y se muestra más respetuosa con el medioambiente es la tecnología nuclear.

Sobre la cuestión de la descarbonización, Casas opta por la “electrificación” de la economía. Gran parte de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen del sector del transporte por lo que la tendencia del coche eléctrico, sobre todo en las grandes ciudades, esto conllevará un aumento de la demanda eléctrica. Una mayor electrificación también supone un aumento del parque de generación. Y ahí, la única tecnología que complementa a la introducción de renovables y que permite cumplir los objetivos marcados por la Comisión Europea es la energía de origen atómico.

Yolanda Moratilla advierte:

“Sin centrales de gas o carbón o nucleares lo que tendríamos son apagones, como ya sucedió en el pasado”.

Victoriano Casajús deja claro las condiciones en las que se encuentra el país, teniendo en cuenta las limitaciones que tiene España comparándola con sus vecinos europeos.

“Aquí no tenemos nada”

Casajús lamenta y exclama que debemos ser conscientes de que las propuestas de 100% renovables son inviables y que las interconexiones con Francia no sacan a la península de su condición de isla energética.

Casas, cree que es conveniente trasladar a la opinión pública la necesidad de mantener operativas las centrales nucleares que ahora mismo funcionan en España. A esta opinión a se suma el presidente de la Sociedad Nuclear Española y también director general de la asociación nuclear Ascó y Vandellós II. Casas Marín invita a todo el que pueda a visitar una central nuclear para comprobar el grado de precisión quirúrgica con el que operan. “La sensación de seguridad es tremenda”, asevera y cuestiona por qué cerrar algo que funciona en perfecto estado.

 

Deja un comentario