Autónomos -Gastos desde casa

Gobierno de Susana Díaz-16,9 millones de euros recuperados.
noviembre 27, 2017
Blockchain – El futuro de las grandes empresas.
noviembre 28, 2017
Ver todos

Las facturas de suministros como el agua, luz y teléfono son gastos que realizan los que trabajan de forma independiente desde su casa. El trabajador por cuenta propia esto no lo tenía muy claro, para ello la reforma de autónomos ha planteado que, a partir del 1 de enero de 2018, el trabajador por cuenta propia visualizará otro panorama, donde desde su casa podrá rebajar el 30% de los gastos sobre la proporción de la vivienda destinada a la actividad.

Gastos deducibles en la fiscalidad del autónomo

Al autónomo le engendra desconfianza todo lo relacionado con la deducción de los gastos, al estar estos muy presentes en la gestión fiscal de un negocio. Con una asesoría online para autónomos, estos podrán eliminar la desconfianza, evitando perder el tiempo y más carga fiscal de la debida.

Para entender esta situación comencemos con el análisis, partiendo sobre la pregunta, ¿Qué se entiende por gastos deducibles y como afectan a la factura fiscal del trabajador por cuenta propia?

Los gastos deducibles no son más que todos aquellos que se consideran necesarios para la obtención de ingresos en el negocio y, como tales, deben estar convenientemente justificados ante Hacienda de cara a la declaración de la Renta; una obligación que traía de cabeza al autónomo desde casa al que le suponía toda una empresa, y nunca mejor dicho, que la Agencia Tributaria no pusiera objeción en la deducción de esos gastos.

30% de deducción de gastos afectos a la actividad

La ley de autónomos, plantea una nueva visión por la reducción de los gastos de suministros de agua, gas, electricidad, telefonía e Internet en un 30%, sobre la parte de la vivienda afecta a la actividad, a partir del próximo año.

¿Cómo notificamos ante Hacienda que la vivienda es lugar de trabajo?

Al comenzar el trabajo y rellenar el modelo 036 de alta en autónomos (o en su versión simplificada el 037) se detalla el nivel de afectación de la vivienda que se dedica al negocio, o lo que es lo mismo, la cantidad de metros cuadrados que se destina al desempeño del trabajo.

Por tanto, los trabajadores por cuenta propia que quieran acogerse a esta nueva deducción fiscal no pueden dejar de cumplir lo establecido en el apartado de la página 4 del modelo, donde Hacienda solicita información sobre el lugar, donde se va a efectuar la actividad.

Resultado de aplicar el 30% de deducción

Con esta novedad legislativa de aplicar el 30% de deducción de los gastos, se pretende resolver la fiscalidad de los autónomos que,  junto a la ampliación de la tarifa plana a un año, es una de las medidas más esperadas de la reforma; sin embargo al realizar los cálculos, los resultados no son muy alentadores. ¿Cómo se realizan estos cálculos?

Pongamos un ejemplo:

Una médico. Tiene una vivienda de 100 metros cuadrados y decide pasar su consulta para allí, de los cuales solo utiliza el 20% como declaró en el momento de alta Hacienda.

En el último mes subieron las facturas de suministros de agua, luz y teléfono a 450 euros, pero de estos solo podrá deducirse el 30% del resultado que da la multiplicación de la cuantía por la proporción que afecta a la actividad

450 euros x 20% de vivienda afectada= 90 euros x 30% de deducción= 27 euros

Por tanto,  podrá deducirse 27 euros sobre una factura que asciende a 450.

Un paso adelante hacia la clarificación de la fiscalidad del autónomo

El resultado de las cuantías deducibles fueron más reducidas de lo esperado durante los procedimientos de la reforma, esta medida evidencia un pequeño paso para permitir la deducibilidad de gastos afectos. Muchos de los autónomos que trabajan desde casa han estado evitando acogerse a la deducción de los gastos por los severos e inflexibles criterios de Hacienda como son: contadores de luz y agua independiente para la actividad, una línea de uso exclusivamente profesional, etc.

Por lo que a partir del próximo 1 de enero de 2018 estos inflexibles y severos criterios pierden validez, optándose la aplicación del 30 % de deducción de gastos afectos.

Deja un comentario